¡QUÉ NOCHECITA!

El domingo por la noche estábamos en Parquesur cenando en el Flunch y cuando habíamos terminado de cenar nos fuimos a hablar en la puerta.

Mi primo estaba más atrás con sus padres sentado y de repente mi tía le midió la fiebre y tenía 37:6.

Mi tía le dio apiretal pero no tenía la jeringuilla y le dio con la cuchara.

No sabemos si le dio más o le dio menos y después le dio dos tragos de agua.

Pero, de repente a mi primo se le torció el cuello, se le pusieron los ojos en blanco y rápidamente se lo llevaron al hospital. Nosotros fuimos después a buscarles al Hospital Doce de Octubre pero no estaban allí porque se fueron al Hospital Severo Ochoa. Así que tuvimos que volver otra vez a Leganés y cuando ya llegamos al hospital mi primo ya estaba bien.

Pero yo, de ver al niño, me puse “atacá de los nervios” y, cuando llegamos a casa me hicieron una manzanilla porque sentía una cosa en la tripa… y no pude dormirme hasta las cuatro de la mañana.

Miriam (3ºA)

Anuncios

4 comentarios en “¡QUÉ NOCHECITA!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s