El conejo con mala suerte y la tortuga feliz

MI RABBIT

El domingo mi padre trajo un conejo en una caja. Mi padre nos contó que lo había encontrado en su trabajo y que un perro le quería cazar para comérselo.Mi madre se fue a casa de mi tía para ver si tenía una jaula, nos dijo que sí la tenía. Mi hermana trajo la jaula, estaba muy contenta. Mi padre cogió al conejo y le metió en la jaula. Yo buscaba ropa de mis muñecos para ponerle al conejo. Después mi padre se dio cuenta de que el conejo se había escapado de su jaula y dijo que se había escapado por un hueco. El lunes mi madre nos despertó y nos dijo que el conejo se había caído por la terraza. Cuando lo vimos estaba sangrando por la boca y la naríz. ¡Pobre conejo! Tenemos que tener más cuidado con las mascotas. KAREN (4ºA)

MI TORTUGA

Mi tortuga es muy grande. Antes era muy pequeñita pero cada vez ha ido haciéndose más grande. Cuando me la trajeron me puse muy contento de tener una tortuga de mascota porque nunca he tenido una. A mi tortuga le gusta bañarse en su piscina y en verano se estira y se tumba al sol, pero en invierno la tenemos que meter dentro porque sino se pone mala. A mi tortuga le gustan las gambas, pero solo una al día porque se puede poner gorda, igual que nosotros con las hamburguesas, que no hay que comer todos los días. Tuve un hámster que me duró cuatro años. Mi tortuga es muy chula y espero que me dure muchos más.

CARLOS 4º A

Anuncios

5 comentarios en “El conejo con mala suerte y la tortuga feliz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s